Todo lo que nos rodea es falso e irreal

“El imperialismo económico encontró aquí campo franco. Bajo su perniciosa influencia estamos en un marasmo que puede ser letal. Todo lo que nos rodea es falso e irreal. Es falsa la historia que nos enseñaron. Falsas las creencias económicas con que nos imbuyeron. Falsas las perspectivas mundiales que nos presentan y las disyuntivas políticas que nos ofrecen. Irreales las libertades que los textos aseguran (...) Volver a la realidad es el imperativo inexcusable. Para ello es preciso exigirse un virginidad mental a toda costa y una resolución inquebrantable de querer saber exactamente cómo somos.”

No hay comentarios: